Pin It
Lets fiv Sin categoría

Nuestros primeros pasos|Ovo parte 1

Cuando empecé con el blog os dije que hablaría de nuestro proceso y por ahora eso no ha pasado. Estábamos aún con los trámites y papeles, poco que contar. Pero ahora las cosas se van poniendo serias.

Al empezar con la clínica nos recomendaron que hiciésemos el test de portadores. Es una prueba importante y muy útil, pero para ser sincera mi principal preocupación era el tiempo. Lo que esa prueba suponía en esperar… No podía ni imaginarme tener que pasar tres semanas esperando otro resultado más. Esto es una historia que siempre se repite, das un pasito adelante y otra vez al banquillo de las esperas.

Al final después de mucho pensarlo la lógica ganó la discusión y nos animamos a hacer la prueba. En este tiempo he podido pensar mucho, reflexionar sobre todo lo que cambia de una FIV a una OVO. He pasado por momentos en los que estaba muy tranquila sabiendo que “la responsabilidad no era mía” y otras en las que, por así decirlo, me sentía… la secretaria.

Pasar de tener que ir yo a todas las pruebas, ser la “protagonista”, medicarme, cuidar cada paso que doy y ahora estar solo para firmar contratos, pedir citas para él y esperar tres semanas delante del teléfono… No ha sido un cambio fácil. Supongo que es una de las partes difíciles de esto. Por un lado te alegra mucho dejar esa carga y poder vivirlo un poco desde fuera, pero después los miedos e inseguridades llegan y al verte fuera de todo empiezas a sentir que quizás siempre sea así. Siempre en el segundo lugar porque tu ya no aportas…

En estas tres semanas he tenido que lidiar con esa sensación, Ya no eres importante, ya no hay nada que puedas aportar. Días en los que ese sentimiento me atrapaba y no se quería ir y otros en los que conseguía alejarlo. Poco a poco aprendiendo a lidiar con todos los cambios. Porque al final esto es un camino muy largo, que nos pone a prueba a cada paso. Y este mes está a sido mi prueba, superar esa inseguridad.

Se que puede parecer tonto, pensar que porque ahora el proceso aún no me incluye ya no importo. Pero no olvidemos que uno de los mayores miedos en esto es precisamente nuestra aportación. Cuando te dicen que necesitas ovo el mayor miedo es pensar en que va a decir el mundo ¿Van a pensar que no es mío? Pero por muy tonto que pueda parecer esto es así y durante el proceso ese miedo nos asalta por momentos.

Creo que la espera me ha venido bien, pasar por estos sentimientos y afrontarlos antes de empezar más en serio. Quizás de esta manera lleve mejor la fase de preparación de la donante. Creo que sufrirlo ahora puede facilitarme un poco las cosas para el futuro, o eso espero.

Continuará…

You Might Also Like

No Comments

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: